UN POCO SOBRE MI

Hola! Hoy te quiero contar mi historia:​
Soy Fiore Fasce y hace doce años puse la primera chispa de luz a Duendes Avalon.

Soy piscis con ascendente en aries y luna en leo, desde niña siempre tuve una sensibilidad especial para poder percibir al mundo con otros ojos (con unos ojos no físicos), esa magia que sólo piscis puede otorgar (y el sol en casa doce), con una intuición muy a flor de piel…

INICIO

Aunque probablemente, mucho antes de este primer recuerdo, hayan habido otras experiencias que no registro a consciencia, mi primer contacto con lo “no-físico” lo considero que fue con el plano elemental. Los seres elementales de la naturaleza siempre han estado muy presentes en mi vida, desde muy niña recuerdo jugar en los jardines de mi abuela y pasarme horas hablando sola, donde ahí me sentía feliz y segura, pudiendo percibir a aquellos seres que habitan entre las plantas.

EL PRIMER DESPERTAR

Con el paso del tiempo, mi curiosidad con los misterios de la vida fue haciéndose rebeldía de no seguir mandatos impuestos, de cuestionármelo todo. Siempre preguntaba por qué, y tuve suerte de que mis padres me criaran con una libertad maravillosa para poder elegir en qué creer, lo que considero que fue un gran pilar en mi vida espiritual.

A los doce años considero que fue mi “gran despertar” pues tuve el impulso de ahorrar y comprarme mis primeros tres libros, que estaban referidos al contacto con los guías espirituales y mediumnidad. Desde entonces, fue un viaje de ida, pues todo lo que iba adquiriendo en conocimientos, sumaban poco a poco a ese deseo imparable de querer saber más y más. A los quince años mi mamá me regaló mi primer Tarot de las hadas que aún conservo con amor

MI BÚSQUEDA

Desde ahí, pude ir creciendo y también eligiendo con sabiduría qué información iba a atesorar en lo profundo de mi corazón. Tuve un lapsus de crisis a los diecisiete donde deseaba buscar “pertenecer”, lo que me hizo leer e investigar a muchas religiones para ver si me hallaba en alguna de ellas… y la gran respuesta después de aquella larga búsqueda que me trajo mucha conexión con una espiritualidad Universal, fue que no soy una mujer de religiones, pero decidí quedarme con lo más hermoso que había aprendido de cada una de ellas. Fue una de las grandes enseñanzas de mi vida.

DUENDES AVALON

Un par de años después, volví a conectar con fuerza con los elementales de la naturaleza, aquellos espíritus y seres de los bosques que sólo tienen como misión asistir a los procesos y cuidados de los animales, plantas, lagos y montañas… tenía el gran deseo de plasmar físicamente aquellos rostros de los duendes que recordaba ver de niña. Por eso empecé a volcar mi intuición creativa e hice pequeñas esculturas de Duendes. Decidí crear un Facebook (ya que Instagram no existía aún) y automáticamente se me vino el nombre de Ávalon. En honor a la legendaria isla británica, donde se cuenta que habitan las hadas y los duendes y todo el año es primavera. Siempre tuve una gran conexión con Reino Unido y Ávalon es un eslabón a todo lo que iba a descubrir más adelante, aunque aquí todavía no lo sabía.

Y TODO FUE DÁNDOSE SOLO...

La página que empezó originalmente para compartir mi arte, y eventualmente información sobre los duendes, hadas y poco a poco parte de todo lo que había aprendido durante toda mi vida, se fue transformando por sí sola en lo que es hoy. Dejando de publicar mis duendes y volviéndose una maravillosa familia energética, donde jamás he dejado de compartir información desde mi mirada y desde el corazón abierto.

EL SEGUNDO GRAN DESPERTAR

Durante los primeros años de vida de Duendes Avalon, ocurrió mi segundo gran despertar. Mi papá se enfermó fugazmente y trascendió a los pocos meses, el dolor, la madurez obligada y repentina a los 21 años, y la vida misma impulsándome a seguir, lancé como vela al viento a mi deseo de saber como si fuera mi salvavidas, empezando mis años de investigación sobre el alma, el viaje del alma, la vida después de la muerte y el gran despertador: la reencarnación. 
Desde entonces, llevo un largo viaje de estudio sobre la reencarnación, aprendiendo a desarrollar mi capacidad de canal mediante Registros Akáshicos pudiendo recibir maravillosos mensajes de guías espirituales y maestros con información incomparable. En este punto, mirando a aquella niña comprando un libro sobre mediumnidad y guías espirituales, solo agradezco haberme sentido guiada, porque evidentemente nada es casualidad.

Todo lo construido con amor, mi camino recorrido y mi historia de vida me hace mirar hacia atrás y ver todas las piezas del rompecabezas unirse… y mirarme para hacerme sentir simplemente una pieza más, para poder ver clara mi misión de ayudar a los demás a encontrarse, a encontrar sus caminos y sus propias luces. Y no me considero guía, líder, maestra, chamana, bruja o cualquier adjetivo trivial… simplemente camino sobre mi sendero y doy la mano a quien desee caminar junto a mi.

Tengo conocimientos en fitomedicina, astrología, canalización, vidas pasadas, reiki, gemoterapia, radiestesia, tarot y un otras disciplinas holísticas que vengo incorporando poco a poco a mi crecimiento espiritual. De otras vidas, estoy segura traigo información que voy recordando a medida que sigo caminando.

¡Gracias por formar directa o indirectamente parte de esta historia!